Baños: las últimas tendencias y claves para que luzca más amplio




Al momento de visitar una propiedad, los potenciales compradores miran en detalle a ciertos ambientes, aunque a algunos suelen ponerle más la lupa que a otros, y uno de ellos es el baño. El buen estado del mismo suele inclinar la balanza a favor o en contra.


Si bien realizar una renovación completa puede ser un dolor de cabeza por los costos que habría que afrontar, dar un aire nuevo y fresco a este espacio dentro de una casa es posible. Agregar detalles sencillos como el espejo o los sanitarios pueden ser una gran idea para darle un “cambio de cara” a esta ambiente.


Otra de las opciones puede ser el cambio de azulejos (también se pueden pintar), renovar la cortina de la ducha o bañadera, a la que también le podemos agregar artículos de decoración como pueden ser cuadros u otros elementos. Por otra parte, los colores, tamaños y materiales varían mucho según el espacio que tengamos.


Líneas rectas: una forma de dar movimiento


El minimalismo ha llegado a esta zona del hogar en la que se busca un espacio para estar en calma y a solas. Una de las grandes tendencias es la decoración en donde predominen las líneas rectas en el lavamanos y la grifería.


StreetEasy


En el revestimiento de las paredes las líneas rectas y puras serán determinantes, ya que durante este 2021 serán tendencia los azulejos, una baldosa que puede ser instalada en vertical, en horizontal o también en forma de espiga, lo que permite generar una sensación de movimiento en las paredes.


Armonía de colores


La elección de colores es fundamental y no es tan fácil como aparenta, ya que combinar suelos y paredes puede convertirse en un dolor de cabeza si no le dedicamos atención. Es por eso que la tendencia del blanco y el negro dan un carácter de sobriedad al baño, además de equilibrio. Para que se den todas estas circunstancias es importante que esta combinación sea la que predomine entre la gama de colores de la habitación.


Cómo hacer más amplio los espacios de tu baño


Si bien en algunos casos los espacios de un baño son amplios, a veces el tamaño del área no se aprovecha al máximo, lo que hace que no esté la sensación de amplitud. Esto se puede lograr a través del uso de muebles suspendidos, una opción que cobrará protagonismo este año.


Esta tendencia, no solo tiene un efecto visual sobre la estancia, además permite una mayor limpieza y optimización del espacio. Precisamente, uno de los materiales que no suelen usarse en los baños y pueden ser fundamentales es la madera, que generará un aspecto mucho más natural.


Fuente: LA NACION